Denuncias·Documentos·LOMCE

Las TIC y la LOMCE

El Ministro de educación presentaba solemne hace unos días la LOMCE, una nueva ley educativa, que, como otras, adolece de falta de realismo al haber sido elaborada por personas ajenas a la docencia. Uno de los puntos fuertes de la misma es la apuesta por las TIC. La ley habla de ellas como si nada se hubiera hecho en los últimos años. Miles de docentes, sacando tiempo de sus horas de descanso, han ido incorporando las TIC al aula porque consideraban que eran importantes para el alumnado, pero sin recibir apenas apoyo ni reconocimiento. Lo han hecho a pesar de los escasos medios con los que contaban, aunque esto varía y depende de cada centro. Otra desigualdad más, unos centros están mejor dotados que otros, lo que provoca agravios comparativos.

Desde este colectivo consideramos que es un imposible lo que pretende la nueva ley, sin aumentar los recursos y la inversión. Y es que en la mayoría de los centros contamos con una red de Internet obsoleta, que funciona cuando funciona. Tampoco contamos todos con pizarras digitales o cañones en su defecto, por lo que llevar al aula nuevos recursos a veces se convierte en una carrera de obstáculos. Respecto a las pizarras digitales, señalar que se están gastando ingentes recursos para formar a los docentes en su uso, pero, ¿cuántos centros cuentan con esta herramienta?

Lo primero que debería haber considerado la nueva ley es esta situación, tratar de paliar las desigualdades y dotar a todos los centros de los recursos necesarios. Si no, corremos el riesgo de caer en situaciones discriminatorias que en último término afectan al alumnado. El Ministerio olvida, además, que no todos los estudiantes tienen acceso a Internet o disponen de un ordenador en casa. Una vez más, el alumnado con menos recursos se verá perjudicado. Si en el Ministerio estuvieran preocupados realmente por la educación, ayudarían a las familias sin recursos a adquirir un ordenador a través de créditos sin intereses o sufragando parte del gasto. Presionarían además a las compañías para que bajarán los precios de unas tarifas de Internet que son de las más caras de Europa. ¿De qué sirve usar las TIC en el aula si cuando lleguen a casa no disponen de ellas? Tampoco es lógico no promover el software y la cultura libres en las aulas.

Las nuevas tecnologías son una buena herramienta pero necesitan un tiempo para su correcta implantación. Si el docente quiere contar con materiales ha de buscarlos, prepararlos,… Si crea un blog, una wiki, debe dotarlos de entradas, páginas, subir materiales. Tras el aumento de horas a los docentes apenas queda tiempo en el centro para poner faltas, coordinarse con familias y alumnado, compañeros… Es obvio que 7.30 horas a la semana no son suficientes para corregir exámenes, trabajos y usar las TIC. Al final, los docentes deberán hacerlo de forma voluntaria y sin recibir nada a cambio. ¿Ha pensado en esto el Ministro? ¿Cómo pretende fomentar el uso de las TIC sin recursos? ¿La idea es que sean los docentes los que vuelvan a trabajar gratis después de tanto desvarío?  Además, los ordenadores y las conexiones a Internet que los docentes emplean por las tardes en casa, a pesar de ser herramientas de trabajo, son costeadas por los trabajador@s. Hasta ahora los docentes se han comportado como lo que son, unos profesionales, pero después de las últimas “reformas”, esto es, bajada de sueldo, ataques, ninguneo … Ningún docente debería hacer nada sin al menos el reconocimiento social y laboral pertinente. Porque no es aceptable que las reformas, que no son tal, se implanten gracias al voluntarismo de nadie.

Porque somos docentes, no una ONG. 

MÁS INFORMACIÓN: Lo que esconde la LOMCE. Análisis del anteproyecto de Ley de Educación

5 comentarios sobre “Las TIC y la LOMCE

  1. Una jornada laboral son 35 horas a la semana. Os quejáis porque os subieron las horas de trabajo de 17 a 19 y os quedan solo 7.5 horas para corregir y preparar clases y demás. ¿Y las otras 8,5 que no contáis? Pues ya tenéis tiempo para preparar material y demás, ya no necesitáis hacerlo en vuestro tiempo libre, sino el tiempo que pagamos todos y lo tomáis como libre.

    1. Silvi, intentamos no contestar a provocaciones pero en este caso vamos a hacer una excepción. Siempre hemos trabajado 35 horas y media, siempre. No sabemos en que te basas para decir que nos tomamos horas de trabajo de descanso. Cuando subieron las lectivas esas horas aumentaron. Muchos ya hacíamos más de 35,5, pues ahora más. No sé si sabes que además, tenemos 27 periodos de permanencia en el centro y hasta 30 otras 3 horas de claustros, reuniones, evaluaciones,… Sinceramente, 5,5 horas para preparar clases, materiales y corregir exámenes son muy pocas. Yo hoy he estado 4, y mañana otras tantas. Le pedimos a usted y a los demás más respeto por los docentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s