Eventos de otras Plataformas, colectivos

DÉJÀ VU: ¿ESTO NO LO HEMOS VIVIDO YA?

Una vez más los sindicatos mayoritarios en educación, aquellos que dicen ser representantes de los trabajadores, vuelven a la carga con la misma retahíla de procedimientos e ineptitudes a los que nos tienen acostumbrados y que ya han demostrado no servir para nada.

Al igual que el curso pasado la cosa empieza por convocar una asamblea a finales de agosto para dilucidar los pasos a seguir durante el presente curso. Podemos aventurar un marco de actuación ya previsto, anunciado y cerrado por ellos, consistente en organizar manifestaciones de globitos, cacerolitas y batucada (no demasiadas, no vaya a ser que se canse el personal, y a ser posible que no coincidan con las elecciones, por ejemplo en el País Vasco, para que no nos acusen de politizar el asunto reivindicativo…); poner lacitos verdes en las verjas de los institutos; colgar siluetas de los profesores que se pierden en las fachadas de los centros educativos, quizás también alguna pancarta (pero ojo, que nos pueden empapelar); hacer concentraciones en la puerta de institutos, colegios, escuelas infantiles a la hora de los recreos; ir con la camisetita verde a trabajar (aunque no hayas secundado una huelga ni lo pienses hacer), uno o dos días a la semana, para demostrar tu espíritu de lucha y sacrificio; convocar y convocar y convocar reuniones fuera del horario lectivo con los padres y alumnos, para informarles de lo que ya deben (o deberían) saber hasta la saciedad sobre cómo afectan los recortes a sus posibilidades educativas y de futuro; repartir información (que debemos elaborar e imprimir nosotros mismos y con cargo a nuestro bolsillo) en la puerta de los centros educativos y en nuestros ratos libres; encerrarnos dentro de institutos, colegios, escuelas infantiles, etc, para pasar una magnífica y agradable velada reivindicativa en el centro sin repercusión alguna; hacer flashmobs, lipdubs o vídeos musicales varios muy coreografiaditos y que nos arranquen una lagrimilla al verlos en Youtube; y, por supuesto, la joya de la corona: hacer reuniones y reuniones y reuniones en los recreos para rellenar y rellenar y rellenar, o votar y votar y votar unas encuestitas muy interesantes sobre lo que nos gustaría o estamos dispuestos a realizar o secundar.

Pero ojo, si no sale lo que quieren o ya han acordado hacer nuestros iluminados guías espirituales, aquellos de las cúpulas sindicales, habrá que repetir y repetir y repetir las encuestillas y reuniones hasta que el cansancio o desmoralización del profesorado permitan doblegarlo para que haga lo que, según los voceros del sindicalismo subvencionado,”ha querido la mayoría”. Con suerte quizás se materializará alguna convocatoria de huelga de 1 día, dos, o en el mejor de los casos tres, pero claro, organizadas según un complejo sistema de cálculo maya por el cual sólo podrán tener lugar en días alternativos, que no coincidan con la víspera de una fiesta, con la luna en cuarto menguante y siempre que la constelación de Orión se alinee con la de Andrómeda, al tiempo que los rayos de sol incidan perpendicularmente en la línea del ecuador… Y seremos aún más afortunados si estos ilustres líderes sindicales deciden que hagamos las denominadas “Huelgas de Baja Intensidad” consistentes en realizar paros de una hora, media o 15 minutos durante la jornada laboral, para así crear un terrible caaaaaooos de funcionamiento en el centro escolar que forzará la rendición incondicional de la Consejería de Educación, o quién sabe, quizás del Ministro de Educación.

Un poco más tarde vendrá el relajamiento post-inicio de curso que en virtud de una más que necesaria e inquebrantable  “Unidad Sindical”, servirá para justificar que nos pasemos prácticamente todo el curso sin hacer nada que realmente ejerza una presión  fuerte, contundente y real sobre las ínclitas figuras de los gobernantes de esta nuestra queridísima comunidad, con el fin de obligarles a que se sienten de una vez por todas a negociar de verdad los asuntos relacionados con la educación, al menos en una posición apropiada, y no de ninguneo como ha venido ocurriendo hasta ahora.

En mayo, los sabios sindicales harán un ultimátum: “o se sientan a negociar con nosotros los representantes de la Consejería o que se atengan a las consecuencias de un FINAL DE CURSO CALIENTE”… Para terminar, en la recta final del curso la guinda del pastel. Tras hacer balance de la cantidad de tiempo perdido, de energías malgastadas y de la extensión de la desmoralización en padres, alumnos y profesores, estas mentes preclaras del sindicalismo amarillo se descolgarán haciendo público un comunicado en el que tendrán a bien decir que “como el curso ha sido tan complicado, movido, difícil y los profesores están tan desgastados, para no fatigarlos más, no se llevarán a cabo más “acciones de ningún tipo” (¿Dónde quedará entonces el FIN DE CURSO CALIENTE?… quizás se referían a que en junio, julio y agosto hace calor, por aquello de que es verano), y lo mejor es que no se les caerá la cara de vergüenza a ningún gerifalte de estos “sindicatos”, ni a sus liberadotes (que curiosamente todos son muy críticos con su sindicato pero todos acaban demostrando estar cortados por el mismo patrón).

Y por fin, el epílogo. Justo en el momento en que se haga definitivamente realidad que nos la han vuelto a colar, tendremos que intentar mantener la calma para no tirarnos al cuello de algún “representante de los trabajadores”, pavoneándose por el centro educativo para “despedirse”, diga eso de “la cosa está muy mal”, “hay mucha necesidad y hambre en el mundo, especialmente en África” y que “lo que hay que intentar es ….” CHAN, CHAN, CHAAAAAN, “…UNA GRAN HUELGA EN LA EDUCACIÓN A NIVEL EUROPEO”…

A algunos de nosotros, en especial los que nos hayamos preocupado por informar al resto, hayamos participado en casi todas las huelgas, manifestaciones y actos varios en pos de una educación pública igualitaria y del conocimiento, en suma, los que sí creemos en lo que hacemos y luchamos por ello hasta las últimas consecuencias, quizás se nos quede al final de curso esa cara de idiota de “me la han colado”. Otros, los que saben arreglarlo todo pero no hacen nada (por múuuuuultiples razones justificadíiiiiiisimas todas ellas) dirán “pero si ya te lo había dicho yo”, “ves por lo que yo no hacía nada”, “si sabía yo que esto no iba a ningún lado”, “ves por lo que yo no me arriesgo a perder un céntimo por estos subvencionados”, “lo que hay que hacer es más manifestaciones y cuchufletadas varias (que yo no secundaré claro)”, pero eso sí, “ve tú primero, que si eso luego ya voy yo”. Sea como fuere, al final no sólo nos quedaremos mal, sino que el próximo curso estaremos peor, si es que aún estamos.

Y entonces algunos nos preguntaremos: “Si ya hemos hecho todo esto y no ha servido para nada, es más, continúan cebándose con la educación pública, ¿por qué no disparamos el último cartucho que nos queda (Huelga Indefinida, seguramente el único posible) e intentamos darlo todo?”, “¿Por qué no hay planteada, en el horizonte de los sindicatos traidores, la idea de huelga para el próximo curso?”

Quizás aún haya esperanza y en esas comunidades que no querían ver lo que se les avecinaba, aprendan la lección y no cometan los mismos errores en esta lucha que se han  cometido en Madrid, pero quién sabe, el ser humano no escarmienta en cabeza ajena.

Por nuestra parte, empezamos a creer que para lo que hacen los partidos y políticos de este país sería mejor eliminarlos y que nos gobernaran directamente desde Alemania, Francia, o miembros del Tea party,(al menos nos ahorraríamos el enorme capital derrochado en los sueldos y privilegios de tales parásitos); seguimos cuestionando la necesidad de estos chupópteros del sindicalismo subvencionado. Tal es así que, como no tomemos las riendas del asunto los enseñantes y actuemos con la contundencia que requieren los agravios recibidos, forzando a estas maulas sindicales a seguirnos, y no al contrario, quitándoles todo el poder de decisión y obligándoles a que luchen y negocien por una educación pública democrática y crítica, no conseguiremos nada e iremos cada vez más rápido hacia el desastre total (no queda ya mucho para ello, acaso ¿un par de cursos más?).

Por último, creemos conveniente recordar que nuestros afamados sindicatos mayoritarios parecen estar aletargados ante la afrenta del Ministro de Educación de cambiar la Ley de Educación por otra en la que, entre otras muchas graves cuestiones, los padres no tendrán voto dentro del centro educativo, que marginará y segregará sin límite alguno a los alumnos en pos de una más justa igualdad de oportunidades (primero por sexos, luego ya se verá por razas, orientación sexual…) y que permitirá seguir redirigiendo a la privada-concertada los fondos que debían ir a la educación pública, incrementándolos sustancialmente y permitiendo que proliferen nuevas aberraciones concertadas en manos de opusdeistas y grupos de similar catadura.

La reunión del 31 de agosto nos parece, una vez más , una pantomima indigerible. Un forma de enredar al personal que solo servirá para crear frustración y desaliento. Se adivina que, también en esta ocasión, los sindicatos de concertación alegarán, para no tomar ninguna decisión en ella, que el nº de docentes presentes no es representativo. Una vergüenza, en definitiva.

Como hay much@s desmemoriad@s os dejamos nuestra valoración sobre la reunión celebrada en el 2011 y todo lo que ya hemos expresado acerca de estos embusteros de poltrona y corbata.

https://soypublica.wordpress.com/2011/09/01/primer-balance-sobre-la-asamblea-del-profesorado-celebrada-en-la-sede-de-ccoo-el-dia-31-de-agosto-2/

https://soypublica.wordpress.com/2012/06/17/el-sindicalismo-subvencionado-una-asignatura-pendiente/

10 comentarios sobre “DÉJÀ VU: ¿ESTO NO LO HEMOS VIVIDO YA?

  1. el silencio de los obreros viene desde junio de 2010. en el colectivo nos hemos movilizado el 30 % en el mejor de los casos, el resto suele usar la costumbre española de echar la culpa a los demás.

    1. Vaya y yo que pensaba que los sindicatos mayoritarios NO daban notas de prensa con seguimientos de huelga falsos. Que yo sepa el 20-30% de seguimiento lo suele argumentar la consejería para desacreditar la movilización.

  2. Todos y todas que llevamos más de dos años con huelgas, encierros, etc. Es decir, aquellos que tanto criticais, seguiremos protestando honestamente de forma, en muchas ocasiones, de manera independiente a los sindicatos, hay una realidad, muchos no estamos de acuerdo con lo que hacen, pero es evidente, nos representan y sin ellos no tendríamos representación ninguna. Hay que hacerse a la idea, nuestro trabajo no depende de ellos sino de nosotros.

  3. El tono de este post es tan insoportable, por suficiente, prepotente y ombliguista, que casi me olvido de que tiene razón. Estoy seguro de que se puede criticar a los sindicatos de una manera más sensata y menos vanidosa.

    1. Vamos, que te enredas en unas ramas y te olvidas del bosque.
      Aunque al menos reconoces que tienen razón, algo es algo.

  4. Con la que está cayendo y con las fusiones anunciadas en la sur y en la este de centros quiero felicitar a CCOO.

    CCOO, habéis conseguido reventar la huelga del año pasado, boicotear la indefinida que convocó este año la cgt (claro que nuestros compañeros que se visten de verde y luego no siguen una huelga indefinida son de traca). Eso sí, seguís apoltronados y cobrando vuestros buenos dinerillos de los presupuestos generales del estado, que de eso se trata.

    El poder sabe muy bien a quién pagar para que ningún intento de organización y movilización serio por parte de los trabajadores triunfe.

    Sois cómplices de la privatización de la enseñanza.

    Por cierto, en sanidad está pasando lo mismo. Con los cierres de hospitales el sindicato médico SAS (no subvencionado, por supuesto) ha convocado asambleas en las que los trabajadores votaron a favor de la huelga indefinida.

    Pero pasa lo mismo, CCOO ha convocado cuatro míseros días.

    CCOO cómplices de la privatización de la sanidad.

    El PP es una kk que votó a favor de la ley de privatización de la sanidad 15/1997.

    ¿Y quién le ayudó a que la ley saliera adelante? Sí, esos mismos. El PSOE.

    El PSOE promete hasta que la mete. Y cuando ya la ha metido, ¿quién ha prometido?

    PP=PSOE=CCOO=vendidos al capital, vendetrabajadores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s