Denuncias·Prensa escrita/Digital

Ahorrar, ahorrar y ahorrar la educación es lo de menos (I): la “Excelencia” y el gasto educativo

Llevamos tiempo viendo como el gobierno de la nación trata de justificar todos los recortes sociales,  con la excusa de reducir el déficit público, diciendo que lo importante no es invertir más, sino mejor. Por ello se han tenido que inventar una serie de principios que lejos de parecer impopulares, convencen a mucha gente de su necesidad.

Pero desde Soy Pública hartos de tantos engaños vamos a montar de una manera sencilla y clara cuales son estos principios que se plantean para conseguir un ahorro dentro del ámbito educativo y que luego ni se cumplen.

ASOCIACIÓN DEL  GASTO EDUCATIVO A LA EXCELENCIA ACADÉMICA

La excelencia académica y la cultura del esfuerzo son uno de los pilares del proyecto educativo del gobierno popular, que dicho así es difícil que disguste a nadie. Pero veamos que “peros” se encuentran tras esta propuesta, en nuestra realidad como docentes.

La excelencia académica se haya  ligada a una realidad social-cultural y económica que por desgracia no todas las familias poseen, por lo que el alumnado de la pública se ESFUERZA mucho más por superar una desigualdad social y conseguir unos logros cualitativos que son más importantes que unos logros cuantitativos. Por lo tanto no podemos medir la excelencia o el esfuerzo académico en valores absolutos, sino que tenemos que tener en cuenta una realidad social ideal con la que no todo el mundo por desgracia puede contar.

La escuela pública cuenta con una característica fundamental que la aleja del concepto cuantitativo de la excelencia y es la heterogeneidad de su alumnado, pero a pesar de los pesares (para nuestra clase política) sigue siendo una educación que consigue más de lo que la escuela privada puede conseguir.

 

En conclusión si dejamos de aportar recursos económicos a la escuela pública y alejamos la excelencia cuantitativa de lo público, la poca inversión educativa (en torno al 4,5% de nuestro P.I.B. a nivel nacional) recaerá sólo en aquellxs alumnxs que teniendo una calificaciones supravaloradas en los centros privados y teniendo en cuenta que su realidad socio-cultural y económica suele favorecer esta excelencia cuantitativa…LXS UNICXS ALUMNXS QUE DISFRUTARAN DE PRIVILEGIOS ECONÓMICOS SON AQUELLOS QUE MENOS LO NECESITAN. Es decir que irán en detrimento de los que más lo necesiten y beneficiaran de manera ridícula a aquellos que no lo necesitan.

Tras esta propuesta, esta es la realidad de su implantación…

  • Wert prefiere dar becas a excelentes que a clases bajas

El Gobierno quiere vincular las ayudas al rendimiento

  •  La Junta elimina las ayudas a alumnos sin recursos y con buenas notas de sus residencias

El gobierno NO prima a los “excelentes”

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

La palabra excelencia es una constante en la boca de los políticos. Suele utilizarse como una cáscara brillante que envuelve un fruto podrido. Así, cuando hablamos de bachillerato de excelencia, estamos hablando de segregación y selección de unos pocos (considerados los mejores) en base a unos criterios, cuando menos discutibles, para salvarlos de la precarización que preteden imponer a la escuela  pública. No importa, el proyecto continua y se amplía, por supuesto sin tener en cuenta ninguna opinión ajena. Por ello, aprovechamos para enlazar algunas entradas al respecto: 

 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s