Denuncias·Documentos

La educación del PPSOE

A estas alturas, más si cabe después de la explosión de conciencia que se produjo aquel ya mítico 15 de mayo, a pocos les choca esa temida comparación entre los dos principales partidos del estado, PP y PSOE.

Ahora que se acercan las elecciones andaluzas, no está de más recordar aquello que la ciudadanía gritaba en todas las plazas y pueblos de este angustioso país, aquello de que “el PSOE y el PP la misma cosa es…”

Cierto es que vivimos una ofensiva neoliberal sin precedentes de la mano del PP, la cual nada sorprende dado el carácter ultraconservador de este partido que emana del nacionalcatolicismo más atávico. No obstante, conviene saber que la mayoría absoluta con la que la extrema derecha gobierna actualmente y de manera férrea España es posible  gracias al pacto alcanzado por ambos partidos en enero de 2011, que blindaba aún más una injusta y penosa Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). Esa ley es la que permite al Partido Popular gobernar con holgada mayoría, a pesar de contar sólo con un 30% de los votos, y al PSOE alternarse el poder con él cada ocho años, si bien sus políticas y quienes de ellas se benefician son prácticamente las mismas.

Es el PSOE sin duda un partido al que poco le queda de socialismo y nada de obrero, sobre todo después del Pensionazo acordado con la Patronal y los sindicatos subvencionados CCOO y UGT. Tampoco es casual que los “socialistas” hayan impedido regular la Dación en pago en el Congreso, promuevan atentados ecológicos en Extremadura y otros lugares o permitan las redadas ilegales y el control racista de personas; nada casual porque el PSOE hace mucho tiempo que no es un partido de izquierdas y habría que remontarse a la época del felipismo como mínimo para entenderlo.

Pero tampoco nos importa demasiado la evidente desideologización del partido socialista. Lo que sí tenemos claro es que este partido no defiende la educación pública y podríamos afirmar sin exagerar que se nos queda corta aquella consigna aclamada en muchas manifestaciones, la cual decía: “El PP privatiza y el PSOE autoriza”.  Para ser exactos el PSOE es quien abrió el proceso de privatización en la Educación española (también en Sanidad) y el PP ha ido rematando la faena, por lo que resultaría más apropiado declarar que el PSOE privatiza y el PP también.

Fue el PSOE el que introdujo los conciertos educativos en democracia, una aberración del franquismo que, pese a las confesiones preelectorales y la tendencia constante a la esquizofrenia, se justifica en el último programa electoral del partido, donde leemos: La red de centros sostenidos con fondos públicos es el instrumento del que nos hemos dotado para hacer efectivo el principio de una educación obligatoria y gratuita hasta los 16 años. Por ello, todos los centros sostenidos con fondos públicos, los públicos y los privados concertados, deben tener los mismos derechos.

 En el caso concreto de Andalucía, los votantes deben saber que el gobierno socialista ha fomentado descaradamente la enseñanza concertada, siendo una de las comunidades donde más ha aumentado en la última década, un 80% siendo rigurosos (ver informe: apartado 4)

Sin embargo, las concomitancias PP-PSOE son muchas y variadas, simplemente hay que analizar sus recientes programas electorales para averiguar que vienen a ser lo mismo.

He aquí algunas de ellas:

De forma similar al PP, el equipo de Rubalcaba se vuelca en la creación de becas-salario, que podrían llegar hasta los 6.500 euros, “para estudiantes a tiempo completo con rentas bajas y buen rendimiento académico”, y también se dibujan ayudas a las familias con poco recursos para los cursos de educación infantil de los más pequeños.

Ambos partidos hacen hincapié en la formación de los profesores. El programa popular propone “introducción de incentivos” a la labor de los docentes y la creación de un nuevo modelo de selección a nivel nacional para que los más competentes consigan una plaza. De modo similar, el PSOE plantea un sistema de acceso parecido “al modelo MIR en la sanidad”.

http://www.expansion.com/2011/11/18/economia/politica/1321647783.html?a=c0c82938e3abbcd8638cbc5dab2302f6&t=1321913375

 

Aunque hay mucho más. El PP habla en su programa electoral de autoridad del profesor, libertad de elección de las familias, profesionalización en la dirección y gestión de los centros, ampliación del bachillerato, una FP de carácter dual muy vinculada a las empresas, la universidad como “fábrica de conocimiento”, fomento del inglés, excelencia, incentivos, espíritu emprendedor, un nuevo sistema de acceso para profesores… Todo ello justificándose en los parámetros que ofrecen organismos tan dudosos como la OCDE. Nada nuevo bajo el sol del PP que ya ha comenzado a aplicar sus anunciadas reformas.

¿Y el PSOE? Después de su amor declarado a la enseñanza concertada o de descubrir que el MEC del gobierno Zapatero mantenía estrechos lazos con la fundación Empieza por Educar, creíamos estar curados de espanto, si bien la ingenuidad dura poco cuando uno comienza a leer el programa electoral socialista y se encuentra con una declaración de intenciones como esta: El futuro de la sociedad depende de la educación, por su carácter igualador y su importancia estratégica para la acumulación de capital humano, vital para el crecimiento en el marco de una economía moderna, innovadora y competitiva. Para reorientar nuestro modelo de crecimiento económico, incrementar la competitividad y la productividad de nuestras empresas es imprescindible elevar el nivel de formación de todos los ciudadanos, lo que les permitirá más opciones de acceso al empleo. La propuesta educativa socialista se basa en los valores de igualdad, inclusión, socialización, así como los de mérito, esfuerzo, excelencia y promoción del talento.

Para los socialistas la educación debe ser de calidad para todos, pues la educación no es gasto, sino inversión.

 Que el discurso neoliberal ha sido asumido por toda la izquierda institucional española parece ya una triste realidad indefectible. Con todo, en el caso del PSOE la apuesta por la mercantilización de la enseñanza y la privatización de la pública es evidentísima.

Veamos más detalles.

Con el PP coinciden los socialistas en propiciar una mayor autonomía de los centros  educativos (mediante contratos-programa), ofertar planes extraescolares que fomentan la explotación laboral e incluso la entrada de empresas y fundaciones en la escuela pública (plan PROA), un nuevo sistema de acceso que degrade las condiciones del profesorado (MIR) o el acercamiento de la FP al control empresarial (amparados en su Ley de Economía Sostenible), también de la Universidad:

Promoveremos los campus compartidos para que la formación profesional esté más interconectada con los estudios universitarios y poder establecer un círculo virtuoso de aprendizaje y conexión entre los centros, los estudiantes y las empresas. Desde los campus compartidos se incentivaría la colaboración públicoprivada, puesto que las empresas necesitan trabajadores con diferentes niveles educativos. Desde ese entorno también se fomentará la cultura emprendedora del estudiante/profesional, con el consiguiente ahorro de costes en algunas instalaciones comunes (laboratorios, cocinas, talleres, etc)

En cuanto a las becas… Promoveremos la incorporación de nuevas fuentes de ingresos mediante la colaboración públicoprivada.

Hay que destacar, además, la misma obcecación por la lengua inglesa como vehículo expresivo de mercado, una necesidad imperial  de bilingüismo monolingüe: El conocimiento del inglés resulta determinante en la mejora de la empleabilidad y la productividad en una sociedad globalizada e inmersa en un proceso de reformas estructurales para hacer frente al desarrollo de un nuevo modelo económico y productivo.

 Como último ejemplo del comportamiento bipolar del PSOE, nos gustaría resaltar las explicaciones que este inefable partido da del proyecto Escuela 2.0:

Para favorecer la renovación metodológica y didáctica en las aulas, promoveremos el uso del software libre y las licencias abiertas en los centros y facilitaremos el acceso a materiales digitales educativos y culturales para avanzar en la sociedad del conocimiento y en el cambio de nuestro modelo productivo. Para ese cometido se facilitarán los convenios de colaboración con otras instituciones y empresas del sector tecnológico que permitan a los alumnos conocer los aspectos prácticos de su utilización en diferentes ámbitos.

Software libre, por un lado, colaboración con las empresas en el ámbito educativo por otro ¿en qué quedamos señorías?

Una vez cotejados los últimos programas electorales de estos dos partidos hermanos queda patente que la educación pública corre serio peligro de privatización en sus manos. A esto hay que sumar el apoyo explícito e incondicional del sindicalismo educativo, pues el 99% de los sindicatos subvencionados son verdaderos apéndices de uno y otro partido, el resto víctima de la contradicción y la esclavitud de las ayudas estatales.

Así el panorama, a nuestros compañeros andaluces y ciudadanía en general hemos de confesarles que poco o nada se puede hacer por la educación pública en las urnas, máxime en un país de gran déficit democrático como es el nuestro.

La lucha por una educación pública, laica, crítica y del conocimiento, su salvaguarda, sólo es posible mediante la implicación por parte de  los movimientos sociales con real independencia y la resistencia cívica de un pueblo desobediente, capaces de situar la problemática en la calle y en las redes sociales, abordando así el meollo de la cuestión: la progresiva  privatización y el mercantilismo de un bien común, la educación pública, perpetrados por los principales partidos políticos y sus organizaciones sindicales-satélite, a instancias del lobby empresarial y los poderes económicos.

 

 Te recomendamos, además, los siguientes enlaces:

Programas electorales de los principales partidos políticos

Busque, lea atentamente, compare, y si ninguno defiende la educación pública sin dobleces: bótelos

https://soypublica.wordpress.com/2011/11/19/busque-lea-atentamente-compare-y-si-ninguno-defiende-la-educacion-publica-sin-dobleces-botelos/

La esquizofrenia del PSOE

https://soypublica.wordpress.com/2011/11/18/la-esquizofrenia-del-psoe/

EL PSOE y la Santa Sede: una historia de hipocresía

https://soypublica.wordpress.com/2012/02/08/tras-varias-legislaturas-sin-hacer-nada-por-el-laicismo-el-psoe-replanteara-los-acuerdos-con-la-santa-sede/

http://www.publico.es/espana/422795/la-izquierda-se-une-por-primera-vez-para-quitar-privilegios-a-la-iglesia

Neoliberalismo pedagógico

https://soypublica.wordpress.com/?s=neoliberalismo

Educación de Excelencia

https://soypublica.wordpress.com/?s=bachillerato+de+excelencia

Sobre la palabra calidad en educación

https://soypublica.wordpress.com/2011/10/27/sobre-la-palabra-calidad-y-la-educacion/

En definitiva, y para no perdernos

https://soypublica.wordpress.com/2012/01/08/para-no-perdernos-balance-fin-de-ano-texto-completo/

11 comentarios sobre “La educación del PPSOE

  1. Entarimarnos en la más alta utopía de la defensa de la “enseñanza pública” negando las imperfectas luchas de los demás conduce irremediablemente al más profundo de los nihilismos

  2. Esperemos que los defensores de la educación pública, como ciudadanxs críticxs, se den cuenta de esta realidad. No podemos defender lo que atacamos, es totalmente asurdo. Gracias por este análisis tan meticuloso.

    Aprovecho para recordar otro caso que leí aquí hace un tiempo sobre un centro concertado, en la Rivas de la coalición IU-PSOE…tenéis que poner en el buscador de google “Rivas se sube al carro de la concertada”. Como vemos, parece que ninguna política pretende acabar con este desvío de fondos públicos a intereses privados. ¡¡¡Vergonzoso!!!

  3. No proponéis ninguna alternativa a la situación actual? Todos decimos que no nos gusta el sistema actual, ni el bipartidismo, pero no veo a nadie con alternativas al cambio. Hay que luchar porque nunca vuelva a haber un partido con mayoría en el Parlamento y no solo juzgar lo mal que lo están haciendo.. Si la derecha está ahora en el poder con mayoría absoluta es porque los votantes, así lo decidieron, ahora no sirve de nada echarse las manos a la cabeza y disculparse, diciendo que hemos sido engañados.. yo desde luego no me esperaba otra cosa..

    1. Hay que cambiar la ley electoral porque los que gobiernan lo hacen con un 30% de apoyo de los que tienen derecho a voto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s