Menú antiguo·Prensa escrita/Digital

Pero ¿cuánto se creen que gana un profesor?

El Mundo afirmaba esta semana que los profesores españoles ganan entre 35.000 y 57.000 euros anuales. Sin embargo, estas son las retribuciones oficiales de la Comunidad de Madrid:
http://www.madrid.org/dat_sur/personal/normativa/sueldoDocentes2010.pdf

En la nota sobre España del documento de la OCDE no se dice que los profesores españoles y portugueses ganen más que el resto de los europeos. En realidad, se habla de salarios relativos: los profesores de España y Portugal ganan comparativamente más que la media del resto de sus compatriotas licenciados, y esa distancia es mayor que en el resto de Europa:

Fenómeno nada extraordinario si tenemos en cuenta que los licenciados de nuestra península cobran sueldos bajísimos, como ilustra este gráfico elaborado por D. Soriano y Luis F. Quintero:

En conclusión, los licenciados españoles y portugueses cobran, por lo general, salarios escandalosamente exiguos; los profesores cobran algo más, pero su sueldo sigue resultando minúsculo en comparación con el de la media de los licenciados de la UE-15.

17 comentarios sobre “Pero ¿cuánto se creen que gana un profesor?

  1. 14 pagas de 1600 largos al mes, netos por un licenciado con la oposición recién sacada. Subidas progresivas aunque no muy altas, hasta el día de la jubilación. Trabajo garantizado de por vida. 2 meses medio de vacaciones.

    No voy dejar aquí escrita mi opinión sobre los que se quejan de estas condiciones.

    1. Yo acabo de entrar en la enseñanza. Antes venía de un trabajo en el que apenas tenía para sobrevivir. El último mes me retuvieron el 43% del sueldo para regular las ganancias. Es un sueldo aceptable en comparación con los sueldos tan bajos que cobramos los licenciados en otros trabajos. Sin embargo, un auxiliar de administrativo cobra 1100 euros-me consta-en la universidad como personal laboral, tiene días de asuntos propios y vacaciones de un mes que pueden coger cuando quieran (total 42 al año más las fiestas) sólo dependiendo del reparto con los compañeros. De 8 a 3 y una tarde. Yo, como profesora, también una vez a la semana me quedo por la tarde para recibir padres, por las tardes hacemos reuniones y hoy me he quedado por un asunto interno. He entrado tarde, pero estoy buscando piso en otra ciudad porque cada año me mandan a un sitio diferente, actualmente tardo 1.20 min en llegar a mi destino de este año, y estoy dando gracias porqur no estoy como el año pasado que estuve en 4 sitios diferentes, en total 3 provincias, pero aún así contenta de poder trabajar. Cientos de niños de los que me sabía la vida del 75% (siempre soy tutora). Paso tardes haciendo presentaciones de pps para que los niños aprendan sin aburrirse, ideando actividades cuando no haciendo exámenes o corrigiendolos. Estoy toda la mañana en el instituto preparando clases, papeleos, fotocopiando e imprimiendo las actividades o con “guardias de recreo”, sin tiempo a veces ni de tomar café. Cuando toca el timbre voy a clase. 33 niños por aula chillando y gritando. Llevo 5 grupos de 2 de eso, 2 de 4 de eso y un 1 de eso en el que el día que me dejan dar clase es un milagro porque chillan, se levantan, se cachondean de ti. Con 33 niños, mientras atiendes a uno el otro está tramando algo. No puedes decirle a los repetidores (que suelen ser los más revoltosos salvo excepciones) que pueden suspender porque saben que pasan por ley, porque la ley los pasa de curso aunque no hagan nada en clase. Una clase de esas es en esfuerzo mental como una actividad deportiva de 3 horas. Llamas a los padres y muchos piensan precisamente eso: que te quejas de vicio, que tienes un sueldazo, pues aguanta a mi hijo que yo tengo que trabajar. Vale, yo lo hago, va en el sueldo. Pero que no me digan que no hacemos nada para ganarlo. Lo digo porque llevo poco tiempo y he trabajado en otras cosas. No soy la tipica que ha estudiado y se ha sacado la plaza desde el principio. Yo he trabajado en cosas del campo y sé lo que digo. He mejorado mi situación laboral un poco, sí, pero más por las condiciones porque antes era autónoma que porque tenga más tiempo libre. ¿qué problema hay con tener un sueldo decente que no de millonario? ¿he matado a alguien para no merecerlo? Yo estudié muchas horas para conseguirlo, cualquiera que quiera se puede poner a estudiar las oposiciones, ¿y no nos quejamos de lo que cobra un grüista en una obra que uno o dos me dijeron que ganaban 30 euros la hora? Cuando yo trabajaba en la construcción tenía un coche de 15 años (que he cambiado este año porque se me estropeó, no por otra cosa)mientras jóvenes de 18 se compraban el audi a4 por trabajar en la obra. Cada trabajo tiene lo suyo, así que dejemonos de tanto echar pestes de los demás.

  2. Tengo la impresión de que hay gente que desea rebozarse en el victimismo. Antes advierto, ni soy docente ni lo he sido o lo seré jamás.
    Lo de las 14 pagas debe ser un chiste porque es lo que se embolsa cualquier trabajador salvo que su jefe sea un delincuente. Lo de 1600 largos al mes es un salario miserable para lo que se requiere a un docente, y lo ilustro con facilidad: hace poco hablábamos de la miseria de los mileuristas y todos conocíamos trabajadores no cualificados (eufemismo de críos que dejaban el instituto para irse a la obra) ganando entre 1500 y 3000 euros mensuales, y ahora resulta que todos tenemos una envidia cochina a cualquiera que gane más de 1000 euros por culpa de la crisis. Pero ¿en qué clase de mendigos nos hemos convertido? Que un empresario diga que 1600 euros es un sueldazo es lo esperable, pero que lo diga un trabajador es un disparate, y más si vive en una ciudad tan cara como Madrid. Lo del trabajo garantizado de por vida tiene fácil solución: dejemos que los funcionarios sean elegidos a dedo, pero eso sí, luego no nos quejemos si la administración se convierte en una segunda Cajamadrid llena de amiguetes, arbitrariedades e injusticias. Y por cierto, sorpresa: los docentes sólo tienen 1 mes legal de vacaciones más Navidad y Semana Santa (aunque de facto se incumpla esto, pero ese no es problema de los profesores, o ¿acaso hay alguien que si le permiten descansar 2 meses va a decir que no?).

  3. Muchas gracias Pepe por tu comentario a favor del profesorado. Yo soy profesora interina y como tal estudio y trabajo a la vez para algún día no tener que estudiar tanto aunque como no saben la mayoría de los que no son funcionarios, una vez aprobadas las oposiciones, a parte de dar clase y prepararlas, seguimos formándonos para poder optar a un trabajo más cerca de casa a parte de poder dar una mejor enseñanza a nuestros alumnos. A parte de eso, en época de exámenes me dedico a corregir al menos dos semanas enteras ya que tengo unos 140 alumnos y soy profesora de inglés por lo que cada alumno tiene 5 exámenes distintos. Algunos días voy a trabajar a las 8 y hasta las 10 de la noche me quedo corrigiendo tan sólo con media hora para comer. Si se cuenta bien lo que trabajamos, hacemos lo mismo o más que cualquier trabajador. ¡Así que basta ya de decir que somos unos vagos!

  4. ¡Ah! y otra cosa si eres interino cobras menos que un funcionario ya que no trabajas todo el año. Yo este año he cobrado muy poco de paga extra y eso de trabajo de por vida yo creo que nos lo merecemos después de estudiar para ello porque si no hubiera decidido dedicarme a la pública para justamente esto, seguro que ya estaría trabajando en otro oficio. Y además tenemos que dedicarnos a lidiar al alumnado, esto a veces no es sencillo ya que hay alumnos que no quieren hacer nada y molestan mucho en la clase, y así la enseñanza es difícil ya que el terminar el temario parece casi imposible. Y respecto a las vacaciones, yo este año he tenido una semana ya que el resto del tiempo me he seguido formando para poder tener un muy buen nivel y poder optar a colegios bilingües. ¿Qué trabajador dedica sus vacaciones a la mejora de su empleo? Seguro que no muchos.

  5. Y no olvideis cuando Lucía Figar salio en la televisión explicando que recortando 1000 interinos había conseguido un ahorro de 80 millones de euros!

  6. Yo creo que se deberia de privatizar la enseñanza publica, porque para lo que cobrais, (que yo si se lo que cobrais) y lo que comentáis del supuesto salario que teneis, hace falta cinismo.

  7. a1234, ¿Tienes envidia? Te jodes. LA universidad está abierta para todos y las oposiciones también. Ah, ¿Qué no tienes capacidad ni valor para ser funcionario docente? Te jodes otra vez.

  8. Aquí detecto la definición de envidia: “Tristeza o pesar del bien ajeno; sentimiento de animadversión contra el que posee una cosa que uno no posee”.
    Yo estaré siempre a favor de que todo el mundo tenga un sueldo digno y un trabajo estable que le permita organizar su vida sin miedo a un despido sin aviso previo, pero hay gente, como a1234, que, en vez de intentar mejorar sus condiciones, se conforma con que la misma incertidumbre la padezca todo el mundo (si hace falta nos sacamos un ojo para que a vosotros os saquen los dos).
    Yo me quejo de mis condiciones laborales, porque trabajo más horas y en peores condiciones que antes de la crisis, y me quejo porque mi sueldo está ahora mismo al nivel de 2007 mientras que mis gastos siguen subiendo, lo que hace que mi calidad de vida se vea reducida, pero no me comparo con lo que trabajan o ganan otros en otros campos públicos o privados, tengan o no la misma titulación y preparación que tengo yo.
    En definitiva, mi situación es la de otros muchos trabajadores que también han visto reducidos sus ingresos o empeorado sus condiciones, pero mientras que a ellos se le supone el derecho a quejarse, en nuestro caso, encima tenemos que aguantarnos y callar (no voy a insistir porque por mucho que se explique, para el que no quiere verlo seguiré “cobrando mucho y no haciendo nada”).
    Repito, quiero luchar por mejorar sin compararme con otros. A ellos, les deseo que también mejoren y les apoyaré para ello, La diferencia es que hay quien, en vez de hacer lo propio y apoyarme a mí, o simplemente mantenerse neutrales, prefieren echarme mano al cuello y hundirme por pura envidia.

    1. Sabias palabras. A mi me fastidia mucho los que quieren igualar por debajo porque “como yo estoy mal, que se fastidien también los demás”. Es un camino erróneo que acaba en precariedad universal. Lo que hay que hacer es alegrarse por los que están mejor que tú, e intentar tú mejorar tus condiciones laborales. La envidia no es buena consejera.

  9. Esto es muy fácil, el que quiera ser profesor, que se ponga.

    Yo termino este año la carrera, el año que viene el máster y después unas oposiciones que no sé cuándo saldrán ni si aprobaré. Mientras tanto doy clases como voluntaria porque mi vocación es la docencia.

    Profesores formados, comprometidos y bien pagados es lo que necesita este pobre país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s